Signos por los que se debe visitar a un urólogo Gdl

La urología es sin duda una rama médica de suma importancia, no sólo para la salud masculina como muchos creen, sino también para la salud femenina. Es por ello que se trata de una de las especialidades más notorias cuando se trata de dificultades relacionadas con el aparato reproductor o con los órganos involucrados en el tracto urinario. Sin embargo muchos pasan por alto las revisiones con los urólogos por temor o vergüenza, lo cual es contraproducente pues pueden complicarse las dificultades o derivar en otros problemas. En esta publicación nos encargaremos de darles una serie de razones, así como las dificultades por las que deben asistir con un especialista en urología sin excepción alguna. No olviden contactar al Dr. Gabriel Sedano Valencia si necesitan el respaldo del mejor urólogo Gdl. Sin más que añadir, demos comienzo a esta publicación que esperamos sea de su agrado, estimados lectores.

En muchas ocasiones, las personas padecen obvias dificultades urológicas, que no se están resolviendo o parecen ser graves, o simplemente que no han sido bien diagnosticadas por los médicos de atención primaria. A veces puede tratarse tan sólo de un problema molesto, o puede ser una señal de advertencia de que está gestándose algo potencialmente mortal.

Entonces, ¿Por qué los pacientes no son en muchos casos enviados a un urólogo a la primera señal de algo serio, potencialmente peligroso y obviamente de naturaleza urológica? Ciertamente, muchos médicos de atención primaria se encuentran bajo una gran presión por parte de las compañías de seguros para limitar las derivaciones a especialistas. Otras veces puede ser simple ignorancia por parte de estos, o peor aún, puede tratarse de una actitud de arrogancia por parte del médico de cabecera al pensar que lo sabe todo y por lo tanto no cree que un urólogo agregue algo de valor a la atención del paciente.

Es por ello importante acudir a más de un médico de atención primaria si se detectan algunas dificultades persistentes, con el fin de saber lo que ocurre con certeza y ser remitidos, en caso de ser necesario, a un especialista. Pero, ¿Cuáles son tales dificultades que forzosamente deben ser tratadas por un urólogo? Son diversas, más aquí hay algunos ejemplos de signos o síntomas que deben ser vistos por un urólogo sin excepción.

  1. Cualquier aspecto relacionado con la infertilidad masculina. Son varios los factores de infertilidad masculina benignos, sin embargo, un pequeño porcentaje de casos se debe al cáncer testicular. Por ello es importante acudir con un urólogo para determinar la causa. Los médicos de atención primaria suelen pasar por alto esta posibilidad por lo que suelen derivar a los pacientes a un médico de fertilidad de FIV. Es menester tomar como segunda o primera opción la atención de un urólogo, no para promover la fertilidad, sino para conocer el origen del problema.
  2. Sangre en la orina. La hematuria, ya sea visible (hematuria macroscópica) o solo vista bajo el microscopio (hematuria microscópica) no es normal y puede ser un signo de advertencia temprana de cáncer de vejiga o de riñón. La evaluación de esta es básica, en la que se incluyen las pruebas de orina, una radiografía como una tomografía computarizada, así como una vista dentro de la vejiga con un alcance de fibra óptica (cistoscopia). Esperar para ver si la sangre se va no es una opción inteligente. Su presencia es una razón suficiente para ver a un urólogo de manera inmediata.
  3. Un PSA elevado o un cambio en este. El PSA (antígeno prostático específico) sigue siendo uno de los indicadores más sensibles del cáncer de próstata de todas las pruebas en medicina. El problema es que demasiados médicos no entienden qué es la prueba de PSA, y probablemente aún más importante, lo que la prueba de PSA no es. Cualquier elevación plantea inquietudes, por lo que debe ser evaluada sin excepción. Simplemente decirles a los pacientes que se vayan y que vuelvan otro día para ver qué tan alto va o qué tan rápido asciende no es una opción inteligente. Si el PSA comienza a subir, incluso si está dentro de los niveles “normales”, el cambio puede sugerir la presencia cáncer. Por lo tanto, cualquier cambio significativo debe también ser evaluado por un urólogo gdl.
  4. Anomalías en la próstata. Cualquier anomalía (firmeza, nódulos pequeños o irregularidades) puede deberse a un cáncer de próstata, por lo que debe ser atendida lo más pronto posible por un urólogo. Del mismo modo, se debe observar cualquier cambio en comparación con las examinaciones personales anteriores. Es por ello que resulta tan importante que todos los hombres mayores de 40 o 45 años reciban un examen anual; lo ideal es que este sea realizado por el mismo médico para tener un historial preciso y detallado de los pacientes. Como con todos los problemas potencialmente graves, si se detecta temprano, la tasa de curación es bastante alta.
  5. Cualquier anormalidad del riñón encontrada en rayos X. Se debe suponer que estos son cánceres de riñón hasta que se demuestre lo contrario. No permitan que nadie les haga una biopsia de una masa renal a menos que hayan consultado a un urólogo. Las biopsias de una masa renal en realidad pueden causar más daño, y a menudo, no brindan la información deseada.
  6. Una masa testicular o dolor persistente. Debido a las pocas posibilidades de tener un cáncer testicular subyacente, cualquier masa, firmeza o nódulos del testículo deben ser vistos por un urólogo. Esto también incluye a hombres con dolores testiculares que no se resuelvan dentro de una semana o dos. Si se detecta temprano, el cáncer testicular es uno de los más curables, por lo que vale la pena hacerse una revisión inmediata.

Con lo dicho se entenderán algunas razones y síntomas por las que es menester consultar la opinión y recibir los tratamientos de un buen especialista en urología como el Dr. Gabriel Sedano. No olviden contactar al Dr. Sedano si desean el respaldo del mejor urólogo Gdl. ¡Gracias por su visita!

Comments 0

Deja un comentario