Por qué visitar a un urólogo Gdl cuando se presentan problemas de eyaculación precoz

El urólogo Gdl es el especialista encargado del estudio, diagnóstico y tratamiento de enfermedades que afectan el aparato urinario de hombres, razón por la que anualmente miles de personas que presentan infecciones o alteraciones en el correcto funcionamiento de sus componentes acuden a consulta con médicos especializados en esta rama. Además, la urología se encarga de atender las enfermedades del aparato genital masculino y de padecimientos que se asocian con problemas físicos, como inflamación de la uretra y la próstata, que en algunos casos pueden tener como consecuencia problemas en la vida sexual del paciente, tal es el caso de la eyaculación precoz.

En esta ocasión nos enfocaremos precisamente a hablar de este problema que presentan miles de hombres en todo el mundo, y que afecta la calidad de su vida sexual pero que, mediante un tratamiento médico puede atenderse, siempre y cuando se identifiquen las causas precisas y se sigan las indicaciones del especialista.

La eyaculación precoz, al igual que otros problemas que pueden disminuir la calidad de la vida sexual del varón, como la disfunción eréctil, pueden presentarla hombres de cualquier edad en algún momento de su vida, lo que puede considerarse dentro de lo normal, pero cuando es un problema que ocurre con frecuencia, es necesario acudir con un especialista. Más allá de las dificultades por mantener una relación sexual normal que puede representar la eyaculación precoz, afectando la vida íntima de quien sufre de ella, es posible que el problema sea un signo de un padecimiento subyacente de gravedad, que requiera de un tratamiento médico especializado, por esta razón se recomienda buscar ayuda profesional, y una vez identificadas las causas que la originan, darle la atención necesaria.

Es un urólogo Gdl quién puede encargarse del diagnóstico de este problema, aunque para su tratamiento llega a ser necesaria la intervención de otros profesionales, como andrólogos, psicólogos y sexólogos, según los factores que estén desencadenando la eyaculación precoz.

Como ya mencionamos, cualquier hombre sin importar la edad puede presentar problemas de eyaculación precoz en algún momento de su vida, esto debido a diferentes factores, pero se considera como un problema cuando ocurre con frecuencia y bajo determinadas condiciones. Se recomienda buscar atención médica si en la mayoría de las ocasiones la eyaculación se produce en menos de un minuto después de la penetración, y si en pocas o en nulas ocasiones se tiene la capacidad de retardar la eyaculación y acompañado de esto llegan sensaciones de angustia, frustración y estrés.

Aún existen muchos tabúes sobre el tema y son pocas las personas que buscan atención, en general porque sienten vergüenza, pero la calidad de la vida sexual es considerada como parte de la salud del ser humano, y en muchas ocasiones el problema se deriva de infecciones o enfermedades subyacentes que tienen que ser tratadas para reducir más complicaciones, de ello que sea tan importante darle la atención que merece. Es importante que se sepa que es un problema que tiene solución, y gracias a los avances médicos existen tratamientos según las diferentes causas que originan una eyaculación rápida, pero para ello es necesario acudir con un especialista con experiencia en la atención de este tipo de padecimientos.

Debido a que la eyaculación precoz se puede manifestar de diferentes maneras, existen diferentes categorías para clasificarla. Así encontramos la eyaculación permanente o de por vida, conocida también como eyaculación precoz primaria. Se dice que una persona sufre de eyaculación precoz primaria o permanente cuando en todas las ocasiones que mantiene una relación sexual desde el inicio de su vida sexual activa ha presentado problemas para retardar la eyaculación. También existe la eyaculación precoz llamada secundaria o adquirida, que se presenta de pronto, después de haber mantenido relaciones sexuales, sin que se presentan problemas eyaculatorios. Además de emplear esta categorización para su diagnóstico, los especialistas determinan que existen síntomas de rapidez en la eyaculación, que pueden ser considerados como variables naturales que no requieren de un tratamiento, pues es normal que existan periodos de eyaculación rápida entre periodos en los que se logra retardar la eyaculación.

Los factores que ocasionan la eyaculación precoz pueden ser biológicos o psicológicos, aunque usualmente existe una interacción entre ambos, por lo que los tratamientos más efectivos integran la participación de profesionales en diferentes áreas. En los factores biológicos podemos encontrar trastornos en los neurotransmisores, deficiencias en la producción de hormonas como la testosterona, inflamación de la uretra y la próstata o infecciones, así como rasgos hereditarios. Entre los factores psicológicos se incluyen la ansiedad, problemas de imagen corporal, secuelas de abuso sexual, la depresión, las experiencias sexuales primarias, los sentimientos de culpa y la preocupación y frustración por no lograr retardar la eyaculación. Además existen otros factores como la disfunción eréctil y los problemas de pareja, que influyen en la capacidad por retardar la eyaculación.

Es a través de una serie de exámenes y pruebas que los especialistas logran determinar las causas de la eyaculación precoz, y para comenzar, el médico hace una entrevista en la que recaba información acerca de los antecedentes de salud del paciente y su vida sexual. También se lleva a cabo un examen físico y se solicitan análisis de sangre, entre otras pruebas especializadas para verificar los niveles hormonales y descartar padecimientos subyacentes. En este punto conviene mencionar que cuando existe un problema asociado se debe tratar este antes que nada para reducir los riesgos de complicaciones, y posteriormente atender el problema de eyaculación precoz. Lo ideal es que el tratamiento sea integral aunque las causas identificadas como originantes sean de tipo biológico, ya que vivir con este problema tiene repercusiones en quien lo padece, pudiendo ocasionar altos niveles de estrés y temor que lo lleven a evitar mantener relaciones sexuales.

El uso de medicamentos anestésicos para retardar la eyaculación, terapias conductuales y la asesoría psicológica son empleados en el tratamiento de la eyaculación precoz, pero en caso de que no resulten eficientes, es posible que el especialista recomiende otras opciones de tratamiento.

Si desean solicitar mayor información sobre el tema o agendar una cita con un urólogo Gdl, los invitamos a ponerse en contacto con nosotros, en Urología Integrada del Dr. Gabriel Sedano Valencia con gusto los atenderemos para ayudarlos a mejorar su calidad de vida.

Comments 0

Deja un comentario